INFORMACIONES SOBRE LA ELECCIÓN DE LOS IMPLANTES POR PARTE DEL CIRUJANO

Un implante mamario tiene como objetivo mejorar o restaurar el aspecto morfológico y estético de la mama.

Su uso precisa una intervención quirúrgica que, en la gran mayoría de los casos, se muestra como muy beneficiosa, tanto en el plano psicológico como en el estético. Las mujeres que han recurrido a esta intervención quirúrgica reconocen haber ganado con ella en feminidad y en autoconfianza. Esto es especialmente cierto para las que se han beneficiado de una reconstrucción mamaria tras haber sufrido una amputación parcial o total de la mama, ya que esto les ayuda a reconstruir su imagen corporal.

Numerosas personas temen que los implantes y la silicona utilizada pueden originar enfermedades graves, sistémicas, debilitantes, como cánceres y enfermedades autoinmunes. A fecha actual, ninguno de los estudios científicos publicados ha podido confirmar este temor.

No obstante, al igual que toda intervención quirúrgica, la colocación de un implante puede dar lugar a complicaciones locales y generales que desembocan en tratamientos médicos y , si es necesario, quirúrgicos.

ANATOMÍA DE LA MAMA

La mama está formada por tejido graso que contiene las glándulas mamarias. Cada uno de los compartimentos de la glándula mamaria está formado por lóbulos y conductos. La función de los lóbulos es el producir la leche en el periodo de lactancia. Los conductos transportan la leche hacia el pezón. Este conjunto reposa sobre el músculo pectoral y dará al seno su forma, su sensibilidad y su textura. Las mamas están sostenidas por un sistema formado por la piel y por fibras que penetran en el interior de la glándula mamaria. Durante el embarazo, cuando las glándulas están temporalmente aumentadas de tamaño, tras una pérdida de peso rápida o con los efectos de la gravedad, la piel y las fibras se distienden dando lugar al hundimiento del pecho.

El implante mamario permitirá aumentar el volumen de la mama.

El implante por si solo puede no ser suficiente para elevar el pecho, corregir una asimetría o el estiramiento de la piel. Su cirujano podrá, además de la colocación de un implante; proponer una intervención específica para responder a las indicaciones y necesidades que le son propias a usted.


ELECCIÓN DE LA ZONA DE INCISIÓN Y DE LA POSICIÓN DEL IMPLANTE

Elección de la zona de la incisión

Es necesario que aborde con su cirujano las ventajas e inconvenientes de la zona de la incisión apropiada para su caso. Existen 3 zonas de incisión generalmente utilizadas.

Alrededor del pezón y la areola
Periareolar
 Debajo del brazo
Transaxilar
 En el surco inframamario
Inframamaria
Periareolaire Transaxillaire Inframammaire
Esta incisión generalmente es poco visible.

El corte a través del tejido mamario aumenta los riesgos de modificación de la sensación, de infección y la probabilidad de problemas de lactancia en comparación con las otras zonas de incisión.
 Esta incisión plantea menos problemas en caso de lactancia y permite al cirujano utilizar material muy poco invasivo (muy pequeño).

Esta vía de acceso es más compleja y se asocia a un mayor riesgo de alteración del implante y de una posición incorrecta.
 Esta incisión permite un mejor acceso al bolsillo del implante y un control del implante.

La incisión, de 4 a 5 cm de largo, generalmente es más visible.

 

Elección de la posición del implante

Igualmente, tendrá que abordar con su cirujano la posición del implante para que esta sea la más adaptada a su morfología. La posición óptima del implante depende entre otras cosas del grosor del tejido mamario y de su capacidad para recubrir el implante, Cada posición del implante tiene sus aspectos positivos y aspectos negativos que usted debe conocer y examinar con su cirujano.

Posición Retropectoral Posición Prepectoral
El implante se coloca parcialmente por debajo del músculo pectoral mayor El implante se coloca por encima del músculo pectoral y por debajo de la glándula mamaria
retro-pectorale pre-pectorale

Implante por debajo del musculo glándula
Intervención quirúrgica potencialmente más larga
Restablecimiento potencialmente más largo
Operación potencialmente más dolorosa
Reintervención potencialmente más difícil
Implantes menos visibles y menos palpables
Menor probabilidad de contractura capsular
Mamografía más fácil
Preferible si el tejido mamario es fino o es poco firme

 

Implante por encima del musculo glándula
Intervención quirúrgica potencialmente más corta
Restablecimiento potencialmente más corto
Operación potencialmente menos dolorosa
Acceso más fácil en caso de reintervención
Implantes más visibles y más palpables
Probabilidad más alta de contractura capsular Mamografía más difícil

Puede estar desaconsejada en caso de tejido mamario es fino o poco firme

LOS DIFERENTES TIPOS DE IMPLANTES

Los implantes mamarios pueden diferenciarse según cinco características que vamos a abordar. De forma general, un implante mamario está formado por una envoltura de elastómero de silicona, el continente, que está relleno de una sustancia más o menos gelatinosa, el contenido.

Los elementos característicos son:

  • El tamaño
  • La forma
  • La textura de la envoltura
  • La substancia de relleno
  • El perfil

Estos elementos tendrá que comentarlos con su cirujano para poder tener la prótesis que más se adapte a sus deseos, sus necesidades y su morfología.

 

El tamaño

De entrada, es preciso saber que el tamaño de un implante se mide en centímetros cúbicos (cc) y no en tamaño de cúpula. Elegir el volumen que le conviene a su cuerpo es el seguro para un resultado a la altura de sus expectativas. El volumen final está determinado por una combinación de la anchura (a), de la base (b) y de la proyección (c).

Un implante con un gran volumen no significa obligatoriamente que sus mamas tendrán el aire más voluminoso ya que esto depende de su cuerpo y su silueta. Solo su cirujano puede estimar el volumen del implante según el resultado final que se desee.

 

La forma

Existen dos formas de prótesis, los implantes redondos y los implantes anatómicos en forma de gota de agua, cada uno de ellos asociado a una problemática específica.

El implante redondo
Los efectos de la gravedad producen generalmente una disminución del perfil de la mama a nivel del escote que le da al pecho un aspecto más aplanado y vacío. Este implante rellena el tejido mamario existente añadiéndole volumen, especialmente a nivel del escote, lo que da una forma abombada a la mama.


El implante anatómico, en forma de gota
Este implante tiene una forma más natural que sigue las líneas originales del cuerpo. El implante rellena el tejido mamario existente con un aumento sutil de la zona superior y una más importante de la zona inferior.


La textura de la envoltura

Los implantes pueden ser lisos, texturados (rugosos) o microtexturados.
Mediante un procedimiento específico, se hace a la envoltura finamente rugosa, lo que favorece la adhesión a los tejidos vecinos. Esta adhesión impide la rotación de los implantes anatómicos y tiene un impacto sobre la aparición de las contracturas capsulares. Un implante rugoso puede precisar una incisión más grande ya que la texturación de la envoltura hace que sea más difícil la inserción del implante en su bolsillo, lo que puede obligar al cirujano a ejercer una fuerza excesiva con el riesgo de dañar el implante o de reducir su durabilidad. Factores tales como la posición del implante, su tamaño y la cantidad de piel y de tejido de recubrimiento pueden influenciar en su percepción mediante la palpación. Por ejemplo, los implantes en posición prepectoral tienen tendencia a ser más palpables que los implantes en posición retropectoral.

 

La sustancia de relleno

Los implantes mamarios de los Laboratorios Arion pueden estar rellenos con diferentes sustancias.
El gel de silicona contenido en los implantes MONOBLOC® silicona SoftOne® es cohesivo, es decir, no es líquido y permanecerá estable y conservará su forma genérica en caso de rotura. Su viscosidad le permite tener una consistencia próxima a la de la glándula mamaria.

El hidrogel contenido en los implantes MONOBLOC® Hydrogel CMC está formado por celulosa y suero fisiológico, soluble en el agua y radiotransparente, lo que facilita el despistaje y la vigilancia de las patologías mamarias. Su viscosidad le confiere igualmente una consistencia próxima a la de la glándula mamaria. ll hidrogel CMC es la única alternativa actual entre los implantes de gel de silicona y los implantes rellenos de suero fisiológico.

 

El perfil

El perfil de un implante está ligado a su proyección hacia delante en relación con la pared torácica.

Los implantes MONOBLOC® de silicona redondos se presentan en perfil bajo, alto y extra-alto

 

Los implantes MONOBLOC® silicona anatómica se presentan en varios perfiles, que combinan la base con la proyección para una silueta natural.

       

Los implantes MONOBLOC prerrellenos de hidrogel se presentan en perfiles alto y bajo.

     

Catálogo Arion

Descargue nuestro catálogo

para más información

Garantía Arion

Arion se compromete con el Pack Serenidad.
Leer más

Estudio clinico

Concebir hoy los implantes mamarios del mañana.
Leer más

Arion en el mundo

Localice a nuestros cirujanos por todo el mundo.
Leer más